• 08 AGO 17
    3- Ataques de pánico (continuación)

    3- Ataques de pánico (continuación)

    Este artículo es una actualización de uno anterior publicado hace algunos años.

    En este tercer vídeo se plantea algo importante, que forma parte de este conjunto de síntomas que hemos ido comentando: a causa de la angustia y la ansiedad crecientes, las relaciones sociales pueden verse seriamente afectadas. El miedo a sufrir un ataque en público, en situaciones de contacto social que hasta ahora no ofrecían dificultad o solo representaban una tensión controlada, puede tener un efecto de aislamiento para la persona. Ante una sensación tan perturbadora, ¿qué puede uno hacer, sino volver corriendo a casa, al entorno familiar en el que se siente a salvo? Entonces, quizá las únicas personas que uno está dispuesto a tolerar a su lado son las que forman parte del núcleo más íntimo. Y cuando estas personas ven a un ser querido sufrir, ¿qué pueden hacer, sino protegerlo? De esta manera, podría establecerse una dinámica en la que el hogar y la familia actúen, sin pretenderlo, como mantenedores de la situación.

    Este vídeo forma parte de una serie realizada por PanicAway, que tratan el tema de forma sencilla y amena. Está en inglés. Para los que no domináis ese idioma, he realizado una traducción, que adjunto a continuación. Espero que os guste.

    Traducción del vídeo

    Jane ha sido invitada a tomar un café después del trabajo por su colega Lisa. Hace cinco semanas que experimentó su primer ataque de pánico, y desde entonces ha vivido en un estado de ansiedad general, se siente ansiosa y tensa a lo largo del día, y con frecuencia teme que se produzca otro ataque de pánico. Ha rehuido los eventos sociales desde el primer ataque.

    Si representamos su ansiedad en una escala de uno a diez, donde uno representa una relajación completa y diez un pánico total, podemos ver que el nivel de ansiedad de Jane está actualmente por encima del cinco. Su compañera, sentada frente a ella, se siente mucho más relajada, alrededor del tres, lo que sería un nivel normal de estrés diario.

    Fijaos en la bola roja alrededor del estomago de Jane. Esa bola roja representa la ansiedad general que Jane esta sintiendo en este momento.

    Ella intenta seguir la conversación con su compañera, pero no puede dejar de pensar en la ansiedad, y comienza a sentirse cada vez más incómoda, sentada en la abarrotada cafetería. Siente que su ansiedad se hace más fuerte, y piensa en excusarse para poder irse pronto a casa.

    Eso fue exactamente lo que ocurrió cuando tuvo el ataque de pánico en el supermercado y reacciona con miedo ante esa sensación.

    ¿Qué debe hacer si sufre un ataque de pánico aquí, delante de su compañera?

    El miedo a las reacciones que tiene frente a estas sensaciones, descarga otro rayo de pánico a través de su cuerpo. Siente como si una bomba interna estuviera armada y a punto de explotar. Esto es muy aterrador para ella, y acaba de aparecer, saliendo de ninguna parte, como la ultima vez. Se siente atrapada sentada a la mesa, y se excusa para poder levantarse.

    No quiere que su compañera sepa que puede estar sintiéndose mal. Cada sensación que siente en su cuerpo causa una ola de pánico que pasa a través de ella. Jane teme que la experiencia se intensifique hasta un punto de no retorno.

    Está alcanzando el climax de su ataque de pánico, y es un momento de verdadero terror para ella. Su corazón late rápido, su respiración se entrecorta, se siente confusa y teme desmayarse, La sensación es tan aterradora, que siente que su vida misma está en peligro.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies